1920. El final de una época. II parte.

Veamos como transcurrió la última Semana Santa antes de la creación de la Agrupación.

Domingo de Ramos: tras un fuerte aguacero, sale Pollinica. Pasa por calles estrechas como Santa María y Santos. 

Martes Santo: salen las tres Fusionadas. El trono de Azotes y Columna, llamaba la atención por sus bustos, obra de Palma García. La comitiva del Cristo de la Exaltación no pudo estrenar treinta uniformes de romanos por la huelga textil de Zaragoza. Cerraba la procesión Ntra. Sra. del Mayor Dolor. La prensa local consideraba tres procesiones diferentes, aunque ya estaban fusionadas y siguieron el mismo recorrido.

Miércoles Santo: Puente del Cedrón y Virgen de los Dolores (*), con novedades como el bordado interior del palio, estandarte de la sección del Señor y nueva túnica.

 

Jesús de la Puente del Cedrón, de Salvador Gutierrez de León, sobre un trono de A. Barrabino.

 

La Cofradía de la Sangre tuvo que modificar su recorrido a última hora, por no poder pasar por el cableado en Lagunillas. La imagen salió sin el paño de pureza. A la vuelta sí pudo pasar por algunas calles del barrio.

Jesús el Rico, volvió a procesionar a la Virgen de los Dolores (*), sobre trono de los talleres de Prini. Ambos tronos estaban iluminados con bombas de acetileno, como era habitual. A diferencia de otros años, pasaría por el centro antes de ir a liberar al preso en el pasillo de la Cárcel.

Jueves Santo: La Cofradía de Mena (verdaderamente de Mena, pues aún tenía el Crucificado anterior), con más de 400 nazarenos. El mayordomo del trono de la Virgen era Antonio Baena, antes de ser Hermano Mayor de la Sangre.

La procesión del Nazareno del Paso, era la más popular por entonces y también salió. El trono de Jesús estrenó un juego de alumbrado tallado en oro, estilo Luis XV, obra de Palma García. El de la Virgen estrenó candelería de plata, costeado por los hermanos. No se pudieron estrenar las túnicas del terciopelo, debido a la huelga textil en Barcelona.

Cerró el Jueves, el Cristo de la Misericordia (el año anterior había salido el Viernes, tras el Sepulcro). Tampoco pudo estrenar las novedades esperadas. Pero sí se pudo estrenar el nuevo trono de la Virgen de los Dolores (*), de Pedro García, al igual que el del Cristo.

Viernes Santo: La Hermandad del Sepulcro encabezó el Viernes, saliendo desde el Santuario de la Victoria (foto de portada)

 

Trono neogótico de la Virgen de la Soledad, estrenado 5 años antes, realizado por Andrés Rodríguez Zapatas. Imagen anónima malagueña del siglo XIX.

 

Servitas: La Corona de Nuestra Señora lleva una bombilla eléctrica; y un reflector que iluminaba la cara. Acompañando, una banda de música, sección del cuerpo de bomberos, banda de cornetas y tambores del Regimiento Borbón y un piquete de dicho regimiento.

Así transcurrió la última Semana Santa (aún sin Resucitado),  previa a la fundación de la Agrupación. Hacía falta apoyo económico: los comerciantes, grandes beneficiados, apenas contribuían; los organismos oficiales, con aportaciones irregulares; y la postulación  domiciliaria, no eran suficientes fuentes de financiación.

De la mano del gran visionario Antonio Baena (véase su biografía en el enlace) se fundó meses más tarde la Agrupación de Cofradías y con ella, el Recorrido y la Tribuna oficial. (Ver enlace )

(*) Años después estas tres dolorosas cambiaron de denominación (Paloma, Amor y Gran Poder, respectivamente)

Ver I Parte

 

Fuentes: Nosoalameda. Imágenes de un siglo. Diario Sur. Málaga en tu mano. Historia documental de las Cofradías… Llordén/Souviron. Breve historia de la Semana Santa de Málaga. José Jiménez Guerrero. Ed. Arguval. Ed. De 2000 y 2019. Taberna cofrade. Palio de Plata. Web Ayto de Málaga. Banda del Real Cuerpo de Bomberos.

Autor

En busca de nuestras raíces.

X Contenido protegido