Actitud en la Semana Santa de los años veinte (I parte)

Actitud en la Semana Santa de los años 20 (I parte)

La fundación de la Agrupación de Cofradías en 1921 tuvo para
las corporaciones nazarenas un
efecto que, a partir de entonces, se experimentaron cambios sustanciales en la organización de los cortejos, con la creación de un itinerario oficial capaz para que transitasen las cofradías, y en la financiación de los gastos procesionales, con la recaudación obtenida de las sillas y tribunas instaladas en el trayecto de paso obligado.

El organismo agrupacional,
que presidía Antonio Baena Gómez entre 1921 y 1935, emprendió campañas publicitarias anunciando las bondades del clima y la grandeza de la Semana Santa de Málaga, cuya finalidad era la de atraer a forasteros a la ciudad.

Ntra. Señora de la Soledad

Nuestra Señora de la Soledad (Sepulcro).

En el período comprendido entre 1921 y 1931 se vivió una etapa de enorme esplendor con las llamadas «suntuosas procesiones» (como rezaba el slogan ideado para la ocasión) que, la mayoría de las veces, solían eternizarse en las calles con las habituales paradas y descansos de los hombres de trono y nazarenos durante varias horas en lugares tan concurridos como la plaza de la Merced, ocasionando con ello que las hermandades se encerrasen a las claras del día, tras un recorrido de más de diez horas.

Las actitudes indecorosas de algunos participantes escandalizó a parte de un sector de la sociedad malagueña que consideraba que eran impropias e irreverentes con la celebración de la Pasión de Jesucristo.

 

Fuente: Andrés Camino, La Saeta. 

Autor

Desarrollador web. Amante de la Historia. Cofrade. Colaborador desde 2018.

X Contenido protegido