Cofradías sancionadas en el siglo XX

Desde que el Obispo Blanco Salcedo (1565-74) promulgó las primeras normas (conservadas) sobre las cofradías, hay constancia de diversos obispos que han ido dictando órdenes para el buen hacer de hermandades, tanto en cultos internos como externos.

Ahora sólo vamos a centrarnos en las sanciones que dos obispos han castigado a diversas cofradías de nuestra ciudad en el siglo pasado. (De una me acuerdo, puesto que, aunque era niño, lo viví con extrañeza).

 

Balbino Santos Olivera (1940-1946)

1941: se ordenó a la Agrupación de Cofradías la retención del 25 % de las subvenciones a las siguientes cofradías: Gitanos, Rico, Misericordia y Soledad de San Pablo. 

Además, el Rico fue multado con 1.500 pts.; Misericordia, con 1.000 pts.; y Ánimas de Ciegos, con 500 pts. Y menos cantidades a Amor y Sepulcro.

Las causas eran retraso en el horario procesional y en el desmontaje de los tronos; pasar por Larios después de medianoche; y que las mujeres “no iban en grupo detrás de la presidencia”.

Misericordia no salió en 1945 por sanción en el año anterior.

 

Ángel Herrera Oria (1947-1967)

Por anormalidades en el desarrollo de las procesiones, o su tardío encierro, las siguientes sanciones:

Gitanos (1952), no pudo salir en procesión.

Rocío (1954) y Esperanza (1959), a realizar su salida procesional en primer lugar.

Viñeros (1966), no pudo salir en procesión.

 

Todas estas sanciones (sobre todo la última) se hizo sin procedimiento administrativo por lo que hubo una total indefensión jurídica. Estos datos no están actualizados. Si en lo que queda del siglo XX hay más sanciones, comunicadlo si queréis y se incluirán.

 

 

 

Fuente: Los Obispos y la Semana Santa de Málaga, de Elías de Mateo Avilés. Vía Crucis. 1993. Historia Documental  de las Cofradías…. Llordén/Souviron.

Fotografía de portada: (realizada por el que escribe este artículo en calle La Unión de la Cofradía de Humildad y Paciencia) es sólo ilustrativa. 

Autor

En busca de nuestras raíces.

X Contenido protegido