Cristo ha Resucitado (II parte). Tronos de Retales

Cristo ha Resucitado (II parte). Tronos de Retales

Desde la fundación de la Agrupación de Cofradías en 1921 hasta la década de los 40, no hubo interés serio por dotar a la imagen de un trono propio. De hecho, diversas cofradías les fueron prestando los suyos, algunas veces con modificaciones, por lo que se decía que eran “Tronos de retales”. Estos fueron los tronos:

En  1921 y 1922, el Cristo Resucitado era procesionado en  vistosos “Tronos de flores”, llevado por 15 hombres. En la primera parte del artículo se ve una fotografía de 1921 a su paso por la plaza de la Merced.

En  1923 y 1924, el trono era el que había utilizado la Vírgen de la Concepción Dolorosa (sencilla peana de carrete que hicieron los Hermanos Casasola en 1914).

Fotografía del año 1923

En los años 1925 y 1926 salió en un trono de origen desconocido; un sencillo cajil con exorno floral.

En 1927 y 1928: Trono realizado con restos del de Jesús de la Humildad (Andrés Rodríguez Zapata lo hizo para la Vírgen de la Soledad del Santo Sepulcro en 1915).

No he encontrado fotos de ese trono con las modificaciones realizadas.

En este año hubo un intento para que Luis de Vicente hiciera un trono para el Cristo Resucitado, pero el fallecimiento del artista en 1929, lo impidió.

En 1929 a 1931: Trono de la Cofradía del Rescate (en 1900 lo hicieron los Hermanos Casasola para la Vírgen de la Esperanza; luego lo utilizaron para la Vírgen de los Dolores, de la Hermandad de Jesús de la Misericordia) (leer el artículo “Tronos con nombre propio” ); era llevado por 20 hombres.

Fotografía del año 1930.

En 1931, Francisco Palma García iba a realizar un trono (y un grupo escultórico), pero los sucesos de ese año, abortaron la iniciativa.

En 1935, se utilizó el trono de la Pollinica (en 1918, lo estrenó Jesús de la Misericordia y en 1925, pasó a la Pollinica). La foto se subió en la primera parte del artículo.

Desde 1938 a 1954, se utilizó el trono de Barrabino que hiciera para el Cristo del Amor en 1924. Durante estos años salía el Viernes Santo y el Domingo de Resurrección. Para el Resucitado se hacían unas lógicas modificaciones: Se quitaban las tulipas, se colocaba una tumba abierta y se ambientaba como si estuviera en un huerto. Era llevado por cuarenta portadores. (Véase la foto de portada).

Fuente: Imágenes de un siglo, Diario Sur. El furor de un trono. Agrupación de Cofradías. Semana Santa en Málaga. Arguval

Autor

En busca de nuestras raíces.

X Contenido protegido