Nazareno del Perdón

Cristos: Nazareno del Perdón

La imagen del Nazareno del Perdón se reviste con unas connotaciones que lo entroncan con la escuela andaluza de escultura barroca, sobre todo en las formas que se refieren al revival que del Nazareno de Pasión de la capital hispalense realiza Juan Manuel García Palomo, aportando sus propias marcas estilísticas a este modelo, donde esos valores reseñados salen a florecer.

Vemos un Nazareno donde la zancada y el arqueamiento de la espalda son evidentes, además de la colocación de la cabeza, acompañando la sensación de movimiento en el giro del cuello provocado por el peso de la cruz y el espacio del crucero de la misma sobresaliendo el rostro del patibulum.

El momento del dolor queda reflejado en la entreabierta boca de carnosos labios, donde podemos observar los dientes y la lengua tallados. La nariz aguileña y el marcado entrecejo dan paso a grandes párpados y ojeras, así como a sus ojos entreabiertos con marcada horizontalidad.

El pelo queda tallado con ondulantes mechones, dejando en el lado izquierdo la cabellera abrirse para contemplar el tallado de la oreja. Las manos de marcadas venas y tendones muestran largas falanges siguiendo estas connotaciones en el tallado de los pies.

El malagueño Juan Manuel García Palomo realiza este Cristo en 1999.

La anterior imagen de Pedro Pérez Hidalgo del año 1982, fue la primera de las imágenes que la Hermandad adquirió, se encuentra actualmente en los columbarios de la Casa Hermandad de esta Cofradía. Con anterioridad contaron con dos tallas cedidas que procesionaron por el barrio de Nueva Málaga, un nazareno de la localidad de Villanueva de la Concepción y el antiguo Titular de la Hermandad de la Misericordia que se encontraba en el convento del Atabal.

Nazareno del Perdón

De izq a derecha. Nazareno Villanueva de la Concepción, Convento del Atabal y el de Pedro Pérez Hidalgo.

Fuente: Los rostros de Jesús, Cope Málaga. Fotos: Hermandad de Nueva Esperanza y Pablo S. Muñoz. 

Autor

Cofrade y Hermana de Zamarrilla, Santo Traslado y Sepulcro. Escribiendo Historias desde 2016.

X Contenido protegido