Diálogo del Capataz

Diálogo del Capataz

 

– Para ser buen capataz, padre el consejo mejor.

– Hijo, serás más capaz cuando tengas más amor. Ojos de águila en la cara, sentido de proporción, la voz como el agua clara y los nervios en tensión. Más todo no bastará hijo, sin el corazón.

Si llevas a Dios clavado del madero, hazlo con mimo y cuidado de enfermo… Dale un paso acompasado y hazle de pluma el sendero.

Si va vivo, que el dolor no le de, andando la muerte. Si va muerto, ten temor hijo, de que se despierte. Pero en todo caso, advierte que lo traten con amor.

Y si es la Vírgen María, con su palio, hermosa toda, considera que ese día Málaga te la confía y es niña que va de boda.

Sin que se caiga un clavel y sin que se tuerza un cirio, sin que el sol mustie la piel de bello color de lirio.

Este es hijo mi consejo para ser buen capataz. Tú empiezas y yo me alejo. Amor para ser capaz. Mucho amor, como este viejo. ¡Y serás buen capataz!

P. Ramón Cue Romano. 

 

Fuente: Boletín Archicofradia del Paso y la Esperanza.

 

Autor

Desarrollador web. Amante de la Historia. Cofrade. Colaborador desde 2018.

X Contenido protegido