Érase una vez la Vírgen de las Penas sin manto de Flores

Érase una vez la Vírgen de las Penas sin manto de Flores

Pasados casi dos meses de ser admitida en el seno de la Agrupación de Cofradías, esta Cofradía salió por primera vez en la tarde-noche del Lunes Santo de 1943.

La Virgen de las Penas se procesionó por primera vez en la noche del Lunes Santo con un pequeño trono bajo un palio de flores. La Virgen iba vestida con túnica blanca, bordada en plata, luciendo suntuoso manto de terciopelo negro (perteneciente a la Cofradía de Mena) y rica corona.

Sin Manto de Flores

La imagen que era titular por entonces, era una Virgen que pertenecía a un grupo escultórico de la Sagrada Familia.. Navas Parejo la “convirtió” en dolorosa a finales de 1931.

Al año siguiente de la primera procesión (1944) ante la falta de medios de la Hermandad, se decide realizar un manto de flores. Poco después, se realiza un nuevo manto de terciopelo verde bordado con ornamentación floral (desde 1949 a 1951). Pero ante la nostalgia popular, se decide a partir de 1952 retomar el manto de flores.

 

Fuente: “La Tarde, 21 de abril de 1943”. Semana Santa Desaparecida, Diario Sur. Semana Santa en Málaga. A. Clavijo. Ed. Arguval.

Autor

En busca de nuestras raíces.

X Contenido protegido