Estrella. 75 años bajo su luz.

Estrella. 75 años bajo su luz.

La primera Vírgen de la Estrella era una bella imagen que salió, según los últimos estudios, de las manos de Fernando Ortiz. Era una imagen de urna, propiedad de la familia de José María Souvirón. Con el nombre de “Estrella” era conocida esta imagen mariana.

Esta imagen procedía de los ermitaños de San Antón, de ahí pasó a la barriada de El Palo. Y a finales del siglo XIX la adquirieron sus actuales propietarios.

Con fecha de 10 de septiembre de 1941, el Hermano Mayor D. Antonio de Salas pide al Obispado la ampliación del título de la Hermandad, añadiendo la advocación mariana. En ese documento se reconoce la propiedad de la imagen. Por ello, cuando no haya culto a la Virgen, ésta estará en el domicilio de los Souvirón. Con el paso de los años, esto será motivo de desagrado por parte de la Hermandad; y la búsqueda de otra Titular.

Foto: Andalucia Información

En su primera salida procesional, en 1942, llevaba un manto relativamente pequeño, de culto, blanco, como el resto de su ropaje; y lucía una corona imperial. Tanto el vestido como la corona, fueron cedidos por la Hermandad de la Virgen de la Victoria. Llevaba 12 luceros con los nombres de malagueños caídos en la División Azul (el listado completo se puede ver en la obra de «Nazareno Verde» ). El trono y el palio eran provisionales, llevando un gran exorno floral.

La Hermandad decide que para el año siguiente, la Virgen luzca un manto más grande (6 metros y medio),  de terciopelo azul , bordado de estrellas, con los nombres en el borde, de los 72 malagueños caídos en los campos de Rusia. Y 115  luceros. Las Madres Adoratrices se encargarían de realizarlo.  Ya estaba encargado el manto, cuando llegaron noticias de la muerte de otros 8 malagueños, por lo que sus nombres no fueron incluídos. El vestido era un precioso brocado del siglo XVIII, donado por su camarera mayor honoraria.

Se encarga un nuevo trono al malagueño Manuel García Montoya , cuyo frontal estrenó en 1943 y el resto, al año siguiente.

Posiblemente en 1945, la persona encargada de vestir a la imagen era la misma que lo hacía para la Virgen de la Concepción. En la siguiente fotografía se observa que ambas Titulares comparten corona, vestido y algunas alhajas.

Esta politización de la cofradía (coincidiendo con que los nazis iban perdiendo la guerra)  junto al hecho que la imagen estaba en casa de Souvirón, originó graves disgustos en el seno de la hermandad.

Con un costo de 2.600 pesetas (en alguna fuente indica 2.500 y en otra 2.700), José Vizcaíno adquirió en mayo de 1945 una imagen anónima del s. XVIII (hay autores que la relacionan con Pedro de Mena y otros con la escuela antequerana; la web de la cofradía apunta como posible autor al antequerano Miguel Márquez García, entre los siglos XVIII y XIX) que fue procesionada a partir de 1946 con un manto azul liso, con la corona y otros enseres pertenecientes a  la Virgen de la Paz (de la cofradía de la Cena).  Originalmente, tenía las manos entrelazadas (típico de la escuela antequerana).

Según estudios recientes, se sabe que José Navas Parejo fue el primero en cambiar el juego de manos

En 1950 se cambiaron las manos por unas en actitud abierta y dialogante, por Andrés Cabello Requena.

El manto fue sustituido en 1953 por otro en el que se aprecia el escudo de Málaga, rodeado por los escudos de las ciudades españolas que contribuyeron con el costo de éste.  Con diseño de José García Ojeda, fue realizado por las Madres Trinitarias (que también hicieron el palio). 

Para 1955 se encargó otro trono al también malagueño Rafael Bravo. El trono respondía a los cánones de moda por entonces, de grandes dimensiones y muy barroco. Aún así, la prensa cofradiera fue muy escueta a la hora de hacer la reseña del estreno. El trono fue vendido a Orando en el Huerto en 1964, por la misma cantidad que le costó, 15.000 pesetas.

En ese año 1964, se estrenó la nueva obra de Pérez Hidalgo. Aunque seguía las características de este autor, estaba menos sobrecargado que otras obras suyas, como la de la Virgen de la Paloma (que se utilizó hasta 2018) y el de la Virgen de la Caridad (hasta 1977). Costó 200.000 pesetas.

En 1973, fue sustituido por el actual del cordobés Francisco Díaz Roncero, “único en su género”, de caoba y plata cincelada (última foto)

En diciembre de 1977, fue robada su Corona. La actual se realizó en los talleres de Seco Velasco, gracias  a la colecta que se hizo entre los hermanos, y la contribución de algunas cofradías.

El último juego de manos lo realizó Juan Manuel García Palomo en 1997.

El pasado Martes Santo, la Hermandad anunció que el Obispado había aprobado la salida extraordinaria de la Virgen de la Estrella con motivo de su 75 aniversario,  para el 15 de junio.

El viernes 14, tras el Triduo, fue trasladada en una sencillas andas de la Virgen de los Remedios (Los Mártires) a la Catedral.

Tras la Misa Estacional celebrada por D. Jesús Catalá en la mañana del sábado se dirigió hacia la calle Alcazabilla. Por la tarde, salió en su trono procesional desde la Casa Hermandad del Sepulcro, cuya cofradía cedió sus instalaciones para que saliera en solemne procesión hacia su “casa”. Tras recorrer las principales calles del centro, recibiendo petaladas, cantos y el cariño de los malagueños, volvió a su Perchel a través del puente de la Aurora y el Llano de la Trinidad, porque si hay una cofradía que está unida a esta plaza perchelera, es la de la Humillación y Estrella.

 

 

Fuentes: “Historia de las Cofradías…” Llordén/Souviron. 1969. Imágenes de un siglo. Diario Sur. humillacionyestrella.org . La Saeta. Semana Santa en Málaga. Ed. Arguval. 1987. escofrade.es. La Opinión de Málaga. 2019. Anécdotas y curiosidades de la Semana Santa Malagueña, 1977. Nazareno Verde

Fotos: Hermandad Humillación y Estrella / Andalucia Información

Autor

En busca de nuestras raíces.

X Contenido protegido