La caída de Pilatos en plena procesión

Era el comienzo de la década de los ochenta, cuando en plena procesión de la Hermandad de la Sentencia y cuando el cortejo procesional llegaba a la Tribuna de los Pobres, varios hermanos sintieron un fuerte impacto.

Un hermano, Juan García, que se encontraba allí, al percatarse de que algo ocurría, se situó rápidamente debajo del trono para comprobar de qué se trataba exactamente.

Lo primero que se le pasó por la cabeza fue que las patas de la mesa habían podido pisar a algún portador. Sin embargo, debajo de la mesa nada sucedía; al menos, nada reseñable.

Descartada esta primera hipótesis, este hermano regresó a su puesto. Fue entonces, al reincorporarse, cuando dirigió su mirada hacia el trono:

«¿Dónde está Pilatos?», se preguntó al ver que el espacio que le correspondía a esta imagen había quedado vacío de forma repentina.

 

Procesión de la Sentencia. Martes Santo. 2018.

 

A alguien se le había olvidado colocar unos tornillos que llevaba por debajo el asiento. Al levantar el trono, Pilatos cayó en plena procesión. Tal vez, las urgencias de última hora hicieron posible este olvido que acabó con la imagen precipitándose en plena procesión.

Afortunadamente llegó a resolverse durante la propia procesión: cerca de donde ocurrieron los hechos se encontraba la tienda de un colaborador de la cofradía.

Su propietario no tardó en facilitar todo lo necesario para la reparación, con carácter exprés, del trono: unos tornillos y una llave inglesa valieron para devolver a Pilatos a su asiento y mantenerlo bien sujeto durante el resto de la procesión, que transcurrió con normalidad a pesar de la caída de Pilatos.

 

 

 

Fuente: Diario Sur.

Foto de Portada: elmundo.es.

Foto de artículo: paliodeplata.com.

 

Autor

Desarrollador web. Amante de la Historia. Cofrade. Colaborador desde 2018.

X Contenido protegido