La devolución de un Cristo Yacente

La devolución de un Cristo Yacente

En 1943 la hermandad del Sepulcro, radicada entonces en el Real Santuario de la Victoria, procesionó una talla de Cristo Yacente distinta a la que conocemos en la actualidad, era propiedad del famoso y reputado taller de arte del asturiano Padre Félix Granda y Alvares de Buylla, autor del fabuloso trono del Cristo que había sufrido graves desperfectos en 1936 y que estaba siendo restaurado.

Pero, la corporación nazarena no se encontraba satisfecha con la imagen titular del granadino Nicolás Prados López, bendecida en 1938, la cual vino a sustituir a la perdida en los asaltos a las iglesias de 1936 adquirida en los talleres gerundenses de Olot.

Félix Granda se hallaba en poder de esta interesante escultura tallada por el escultor valenciano Julio Vicent Mengual, quien la ejecutó en dicho taller poco antes de su óbito acaecido en 1940.

Las exigencias económicas del obrador madrileño para hacerse con la propiedad de la efigie no pudieron ser asumidas por la cofradía, que tras presentar la imagen en su templo y procesionarla en 1943 sobre el catafalco ideado por José Moreno Carbonero, se vio obligada a devolverla.

Vicent había cedido los derechos de venta al mencionado taller que pidió 60.000 pesetas por el original, 50.000 por el original pero permitiendo hacer una copia del mismo y 25.000 pesetas por una copia de la efigie, quedando la obra del escultor en poder del taller. La hermandad no pudo o quizás no quiso llevar a efecto la adquisición y el Yacente regresó a Madrid.

En agosto de 1949 fue vendido a la hermandad del Sepulcro de Hinojosa del Duque (Córdoba) por 35.000 pesetas, donde continúa siendo procesionado.

[button style=»light» text=»Ver procesión actual del Cristo » url=»»]

En el aspecto estilístico la imagen está basada en el modelo del Cristo Yacente tallado por el valenciano José Capuz Mamano en 1926 para la cofradía de los Marrajos de Cartagena (Murcia).

Autor

Desarrollador web. Amante de la Historia. Cofrade. Colaborador desde 2018.

X Contenido protegido