Los Mantos de la Soledad de Santo Domingo (II parte)

1948 – 74

Se estrena un nuevo manto en consonancia con el palio estrenado el año anterior. Medía 6,35 de largo por 4,60 de ancho y estaba bordado en oro. 

Fue realizado por 52 bordadoras y costó 240.000 pesetas. En esta década los mantos van recuperando las medidas que tenían en la década de los 20.

El taller sevillano de Leopoldo Padilla era muy conocido en nuestra ciudad. Titulares como Concepción Dolorosa, Trinidad, Rosario, Caridad, Amor,…. llevaron sus palios y mantos.

Tenían un diseño muy elaborado, pero la calidad de sus hilos dejaba mucho que desear, por lo que en relativamente poco tiempo perdían  su brillo.

1975 – 78

El viejo trono de Ruiz del Portal, junto al palio y manto, estuvo almacenado bajo un cobertizo de la fábrica de La Metalúrgica (en el paseo de los Tilos),  mientras se procesionaba la Glorificación de la Soledad, de Abalos.

La Imagen tradicional de la Soledad (adquirida en 1945) quedó depositada en el Convento de las Hermanas de la Cruz.

1979 – 2010

Pese al mal estado de trono, palio y manto, siguieron utilizándose varios años. En 1984, Juan Rosén pasó el bordado del manto a un nuevo terciopelo en su taller de calle Mosquera. Alargó 80 centímetros la cola y le añadió lentejuelas. El resultado fue espectacular.

 

Prof. Agustín Clavijo en la presentación (Congregación de Mena)

Pero un incidente afectó a la calidad del manto: Se guardó durante un tiempo enrollado sobre un gran cilindro en casa del Hermano Mayor, Francisco Fernández Verni, sufriendo los daños de una fuga de agua, quedándose menguado su tamaño en más de medio metro y perdido algo del esplendor que Rosén había conseguido.

2011

A partir de 1990 comienza una época de renovación dirigida por Fernández Verni de diferentes elementos del trono mariano, como la realización de un nuevo palio, reproducción del anterior.

En cuanto al manto, se decidió realizar uno nuevo, encargando el diseño a Jesús Castellanos. Desde 1996 la llamada Comisión del Manto comenzó a trabajar en ello.

Por una parte, se quería incluir las dos barras de palio traseras que nunca se habían podido poner. Por ello, el nuevo manto tendría una estrechez en su parte central a modo de guitarra.

Las medidas serían de 7,2 metros de longitud y 4,90 de ancho y un peso de 200 kilos, de ellos 40 son de hilos de oro. Por su puesto se modificaría el pollero y el alzacola. Fue realizado en el taller de Salvador Oliver Urdiales.

 

Diseño en forma de guitarra para acoplarse a la original disposición de las barras de palio (Foto de  E. Nieto para la Revista Mena)

 

El diseño incluye tres cartelas (Rosa de los Vientos, Ave María y heráldica dominica, en el centro).

En la tarde del Jueves Santo de 2011 se estrenó. 

 

VER PRIMERA PARTE

 

 

Fuente: Soledad. Un manto para el siglo XXI. Congregación. 2011. Historia Documental de las Cofradías… Llordén/Souviron. 1969. Semana Santa en Málaga. Ed. Arguval. La evolución del manto como elemento iconográfico procesional en la ciudad de Málaga. J. M. Torres Ponce. Arte y Sociedad. Nº 11. Diario Sur (mar/2011). Revista Mena nº 59. Febrero/2012.

Foto de Portada: Jesús Castellanos junto al manto diseñado por él. (Archivo de la Congregación)

Autor

En busca de nuestras raíces.

X Contenido protegido