María Santísima de Gracia, más de 60 años

María Santísima de Gracia, más de 60 años

En el presente año, 2018, se han cumplido 62 años de la bendición de la imagen de María Santísima de Gracia. El 9 de Diciembre de 1956 se bendecía a la Sagrada Titular de la Cofradía del Rescate en el Hospital Militar de Málaga.

La Cofradía pidió al imaginero Antonio Castillo la realización de la talla de la Vírgen de Gracia pero con la peculiaridad que fuese de talla total y basada en la Dolorosa de Salzillo. El imaginero retardó su realización por el exceso de trabajo que tenía y porque no le agradaba realizar una copia, aunque fuese del insigne Salzillo. Pero la Hermandad insistió una y otra vez hasta conseguir su propósito.

EL TRASLADO A MÁLAGA

El hermano mayor de entonces, Antonio Rojo Carrasco y el directivo José Ruiz Naranjo se trasladaron a Sevilla en el coche de este último para trasladar la nueva imagen. De vuelta a Málaga, el coche se averió en Antequera, por lo que tuvieron que coger un taxi. De camino hacia Málaga hubo desprendimientos de tierra que a punto estuvo de producir serias consecuencias para los viajeros y la imagen. Afortunadamente no hubo que lamentar desgracias.

LA BENDICIÓN

La imagen de la Vírgen de Gracia fue expuesta en los salones de la Junta Diocesana de Acción Católica los días 6, 7 y 8 de diciembre de 1956 y al día siguiente fue bendecida en la capilla del Hospital Militar por el párroco de Santiago, Francisco Pineda Conde. Por la tarde, a las siete, se realizó una procesión para el traslado a la capilla de la calle del Agua.

María Santísima de Gracia realizó su primera salida procesional el 16 de abril de 1957.

LA CRÓNICA

La crónica del Diario Sur indicaba que «este año ha sido procesionada por primera vez la imagen de María Santísima de Gracia, bellísima imagen de Castillo Lastrucci. Lucía valioso manto de terciopelo morado con greca en oro y tocada con blanca mantilla y aro de oro. El trono, incompleto aún, es de estilo barroco y de hermosas proporciones. Además, esta popular Cofradía ha estrenado otros valiosos enseres, tales como el estandarte de la Virgen, bordado en oro, cuyo óleo es de Martínez Virel, y todos los equipos de la sección de la Virgen, que visten túnicas de raso morado, capirotes negros y cíngulos de oro. El desfile lo hizo en perfecto orden y el regreso al templo, en su capilla de la calle del Agua, constituye un aumento de emoción y fervor popular. Figuraba en ella una nutrida representación de los Cuerpos de Sanidad Militar y Auxiliares Sanitarios, por ser hermanos mayores de la Cofradía».

Fuente: Cofradía del Rescate. Diario Sur. 

 

Autor

Desarrollador web. Amante de la Historia. Cofrade. Colaborador desde 2018.

X Contenido protegido