Nacimiento y advocación en Nueva Málaga

Las personas que habían invertido sus ahorros en la adquisición de un piso en la barriada que se estaba construyendo en los años setenta y que hoy conocemos como Nueva Málaga no estaban nada tranquilas por la forma en la que se estaban desarrollando los acontecimientos.

A los retrasos de la cooperativa de viviendas se unió el cierre de la empresa constructora, lo que hizo que otra tuviese que hacerse cargo de las obras. Junto a esto, ya de por sí intraquilizante, las familias trabajadoras que tenían proyectado mudarse al barrio veían como todo eran problemas e inconvenientes.

Sin embargo, la situación comenzó a cambiar para bien tras el esfuerzo denodado de los propios vecinos que no se dejaron vencer ni por la desilusión ni por los obstáculos.

Es en este contexto donde surge la semilla de la que floreció el mejor de los vergeles, la idea de crear una nueva Cofradía.

El proyecto caló hondo en la gente que vivía en la barriada y fue consolidándose hasta que en 1977 ya era una realidad.

Las personas que acogieron con gran entusiasmo el que Nueva Málaga tuviese una hermandad no lo dudaron a la hora de ponerle un nombre.

Eligieron para el Cristo la advocación de Perdón para expresar de esa forma su sentimiento cristiano de que perdonaban a los constructores tantas angustias e incertidumbres que les habían hecho pasar.

Por parte de la Vírgen, su advocación se le dió por el nombre que inicialmente se le iba a dar al barrio: Nueva Esperanza. Finalmente se decidió darle el nombre de Nueva Málaga a esta barriada.

Estos serían los motivos por los que se decidió dar estos nombres a los Titulares: Perdón y Nueva Esperanza. 

[su_spoiler title=»Fuente» style=»fancy» icon=»plus-circle»]Fuente: Pasión del Sur «Málaga y sus Cofradías». Fotos: Parroquia de Santa Ana y San Joaquín (Agrupación de Cofradías). Titulares y Nazarenos (Diario Sur) [/su_spoiler]
Autor

Desarrollador web. Amante de la Historia. Cofrade. Colaborador desde 2018.

X Contenido protegido