Pasión sobre el trono de la Virgen de la Paz

La primera salida procesional del Nazareno de la Pasión tras la guerra civil, se produjo el Lunes Santo de 1942, desde la desaparecida iglesia de San José. Una época en la que la ilusión y el deseo de implantar y aportar una estética distinta en los desfiles procesionales contrastaban con la escasez de recursos económicos y de patrimonio. De esta manera, las cofradías se ayudaban unas a otras para conseguir que sus titulares salieran a la calle.

Así, ese año de 1942 la talla fue sobre el trono de la Virgen de la Paz, de la Hermandad de la Sagrada Cena.

 

Pasión en su primera salida. 1942.

Pasión en su primera salida. 1942.

 

El titular cristífero, que procesionó hasta el año 1976, era una talla que la cofradía adquirió en la localidad jienense de Beas de Segura, después de haber encargado una talla a Martín Simón en 1937, aunque el artista la vendió a unos cofrades de Cuevas de San Marcos al creer que los hermanos de la Pasión no la iban a reclamar a causa de la guerra civil.

 

En realidad no era una talla completa porque se adquirió la cabeza y una mano, que posteriormente el imaginero malagueño Francisco Palma Burgos se encargó de ensamblar junto a la otra mano y un cuerpo de candelero que tuvo que ejecutar. Un nazareno de poca calidad artística, pero que fue ganando devotos con el paso del tiempo.

 

La imagen salió en el trono de madera artísticamente adornado e iluminado que dos años antes (1940), realizara Palma Burgos para la titular de la Cofradía de la Cena.
En el cortejo, los bastoneros y campanilleros lucieron lazos de color negro a lo largo del recorrido como señal de respeto y luto por el fallecimiento de Federico Artacho, hermano y fundador de la corporación.

 

Fuente: Diario Sur.

Foto de Portada: Diario Sur. 

Foto de artículo: Archivo de la Cofradía.

Autor

Cofrade y Hermana de Zamarrilla, Santo Traslado y Sepulcro. Escribiendo Historias desde 2016.

X Contenido protegido