¿Paso o Trono?

Aunque hoy en día procuramos no decir (o escribir) “paso” a la hora de referirnos a la plataforma donde llevamos a nuestros Titulares, no siempre fue así. Hasta hace poco, muy pocos años, hasta nuestros periódicos incluían esta palabra. Hagamos un rápido resumen de evolución del uso de las palabras “andas”, “pasos” y “tronos”. Y de su presencia en diccionarios generales y cofrades.

Veamos la definición de la RAE, «andas» es un tablero o plataforma sostenida por dos barras horizontales que sirven para transportar a hombros a una persona o cosa, especialmente una imagen religiosa.

En las definiciones encontrados de  «paso», se incluye a la plataforma de soporte y las figuras que son transportadas. 

Mientras que, en las definiciones de «trono» (desde el punto de vista procesional) sólo incluye a la plataforma.

En los textos del siglo XVII, se menciona exclusivamente con la palabra andas; por entonces las imágenes iban en una sencilla plataforma y llevados de entre 4 a 12 personas.

En el Diccionario Cofrade Malagueño equipara la palabra andas con trono de traslado. De hecho en nuestra Semana Santa, sólo nos referimos a andas cuando se trata de plataformas de traslado.

En el siglo XVIII, ya se menciona la palabra tronos, aunque el tamaño y las características eran muy similares al del siglo anterior. A comienzos del XX, se introduce paso tanto a nivel de calle como a nivel de prensa escrita. Por ejemplo, en casi todos lo números de  La Saeta, desde el primer número de 1922, emplea indistintamente paso y trono al describir una misma procesión. Curiosamente paso siempre está entre “comillas” o en cursiva.

En 1943 se quiere afrontar la reconstrucción de San Pedro, y se habla de hacer una puerta para comunicar con el exterior y que permita la “construcción de los tronos o pasos”.

En el número de La Saeta de 1966,  en el mismo artículo habla de “paso” del Señor y trono de la Virgen.

 

 

«Actualmente sólo se denomina «andas» a las plataformas de traslados».

Durante el resto del siglo XX, se sigue empleando ambos vocablos. No es hasta 1986, cuando aparece por última vez en nuestra prensa la palabra paso. De hecho en el Diccionario Cofrade Malagueño no se incluye esta palabra.

Hoy en día es impensable que en nuestras tertulias, redes sociales, emisores de radio, o en los periódicos empleen el vocablo paso, para describir a nuestros  tronos; casi ofensivo.

 

Fuente: Foto de portada: Trono de la Virgen de la Esperanza. 1929. Cuyo autor, Luis De Vicente, lo denomina «anda-trono» en la memoria descriptiva (mayo,1921). Diccionario cofrade malagueño. La Saeta de Otoño. M. Encarnación Cabello Díaz. R.A.E. FONDEU. Diario Sur. El Sol de España. Revistas La Saeta. Semana Santa en Málaga. Ed. Arguval. 

 

Autor

En busca de nuestras raíces.

X Contenido protegido