«Peros» en la calle Pedro de Toledo

«Peros» en la calle Pedro de Toledo

Hay una anécdota poco conocida y que no deja de ser curiosa, está relacionada con aquellos «tinglaos» que tanto recordamos con añoranza. El de este artículo que os contamos a continuación, tiene que ver con la fruta, con la calle Pedro de Toledo y con la Cofradía de Pollinica.

En la década de los 90 esta cofradía situaba sus tronos bajo unos toldos instalados en la calle Pedro de Toledo, algunas personas que hasta allí se acercaban a contemplarlos, se paraban a preguntar por algo que les llamaba la atención, unos «peros» o manzanas verdes que colgaban de un farol en la citada calle cerca de los tronos.

La respuesta era muy simple, la primera vez que los tronos de la Pollinica salieron de la calle Pedro de Toledo, un malagueño (de esos que pululaban por las diferentes cofradías, entendidos de todo pero trabajadores de nada) visitaba aquel tinglao y expresaba su docta opinión:

«Todo perfecto» «PERO», el manto tiene arrugas, «PERO» las velas no están rectas, «PERO» las flores no se han abierto…

A partir de entonces en la Pollinica no había «PEROS».

Si alguien osa enumerar alguno, inmediatamente se le señala, entre la hilaridad general, el farol de la calle, con su racimo de «peros» que nunca falta en nuestro tinglao y que es el símbolo del trabajo comunitario y responsabilidad que todos nosotros compartimos.

 

Fuente: Paloma Sánchez Domínguez. «La Saeta».

Foto de Portada: Cofradía Pollinica.

Autor

Cofrade y Hermana de Zamarrilla, Santo Traslado y Sepulcro. Escribiendo Historias desde 2016.

X Contenido protegido