Pinceladas, Cofradías Malagueñas

Pinceladas, así comienza el texto que en 1955 publicaba la revista «La Saeta» en su página número 96 y que quiero compartir. Algo que a día de hoy sigue latente y de lo que pocos se han parado a pensar o ignoran.

Os invito a esta lectura:

 

«En las noches de nuestra Semana Santa, el desfile polícromo e impresionante de nuestras cofradías pone en el ambiente de nuestras calles esa animación, ese entusiasmo, ese fervor, que naciendo de lo más íntimo y puro del pueblo, revela con estilo inconfundible, la profunda devoción de los hombres ante estas fechas conmemorativas de la pasión del Señor.

Tarea difícil resulta, reflejar en unas breves cuartillas, la importancia tradicional y el mérito auténtico de los desfiles de las cofradías. Ello representa una preocupación a lo largo del tiempo. Un esmero creciente en el desempeño de las misiones encomendadas.

Un intenso trabajo anónimo de cada uno de los cofrades, para lograr ese alarde de arte y devoción que son características esenciales de la Semana Santa malagueña. 

Si fijamos nuestra atención en los rasgos de las esculturas, contemplamos con detenimiento la valía de los tronos, la disciplina de los desfiles, el colorido de las túnicas, el mérito de los bordados y adornos, sacaremos la impresión de que todo esto revela un gigantesco esfuerzo de voluntades, que realza Málaga: ciudad noble y hospitalaria, andaluza y marinera.

Hay cofradías que debido a los muchos años de trabajo poseen en la actualidad una importancia indiscutible, no solo por su rica equipación, sino por el orden y el recogimiento que saben imprimirle al cortejo.

Pero donde se aprecia el esfuerzo por alcanzar un éxito destacado es conociendo íntimamente esa magnífica labor realizada por las Cofradías».

 

Fuente: Federico García Quintero. La Saeta, 1955.

Foto de portada: Hermandad del Rescate

Autor

Desarrollador web. Amante de la Historia. Cofrade. Colaborador desde 2018.

X Contenido protegido