Preparados para arrimar el hombro

Preparados para arrimar el hombro

Este artículo lo quiero dedicar a todos esos hombres y mujeres de trono que hacen posible que podamos disfrutar y contemplar el caminar de nuestros Sagrados Titulares.

Ellos nos emocionan, ellos son los responsables de que cada Semana Santa soñemos despiertos, nos llenan de ilusión, nos transportan a otro mundo que sólo los cofrades sentimos, pero no podemos explicar con palabras.

Ellos ponen su hombro bajo un varal que es pura magia, si, porque sobre ese varal y poniendo la mirada al cielo está su Cristo, está su Vírgen, está su devoción.

Llevan sobre su hombro un peso, pero es un peso especial, un peso llamado corazón, no llevan kilos señores, llevan puesta su alma, la ilusión de todo un año de espera.

Y al fin llega la Cuaresma, pendientes del día de su tallaje, del día en el que nuevamente cuelgan su túnica de portador en el rincón favorito de sus casas (ellos saben a lo que me refiero).

Y siguen contando días, hasta que ya está ahí, su Domingo de Ramos, su Lunes Santo, su Martes Santo, su Miércoles Santo, su Jueves Santo, su Viernes Santo…

¡Preparados! Que ya hay que ponerse la túnica y dirección a su Casa Hermandad.

Toques de campana y ¡Arriba! ya está su hombro colocado con cariño, con emoción y nervios bajo el varal, ya está su Titular caminando. Qué momento más bonito, inexplicable.

Y avanzando por las calles de Málaga, miles y miles de miradas puestas en ellos, que admiran como portan al Señor y a su Madre, qué bien lo hacen.

«A pasito corto y sin tirones», se oye decir al capataz. Y ellos hacen posible ese milagro, que Jesús y María caminen de verdad, y no es que parezca que caminan, es que realmente andan por esa Málaga que en esos días se convierte en la misma Jerusalén. 

Y es que ellos son parte esencial de nuestra Semana Mayor. Gracias a todos y cada uno de nuestros portadores por seguir año tras año deleitandonos con esa única y envidiable labor, la de llevar a nuestros Cristos y nuestras Vírgenes por nuestra Málaga con tanto orgullo y pasión.

Mi más sincero respeto y admiración. ¡Bravo!

 

Foto de Portada: Web Prendimiento y Gran Perdon

Autor

Desarrollador web. Amante de la Historia. Cofrade. Colaborador desde 2018.

X Contenido protegido