San Juan también fue «Sede» de la Sangre

Siempre se ha relacionado la historia de la Archicofradía de la Sangre exclusivamente con la iglesia de la Merced, hasta 1931, cuando fue destruída y la hermandad pasó a la iglesia de San Felipe Neri.

Pero quizás no sea muy conocida la vinculación con la iglesia de San Juan durante los primeros años. En sus Estatutos de 1507 (art. 14) refiere que un día víspera de la Santa Cruz (tercer domingo de mayo) saquen el estandarte y la cruz de la iglesia de San Juan, donde esta cofradía tiene el arca y la cera y la Cruz, y vaya en procesión al dicho monasterio de la Madre de Dios, donde esta Cofradía tiene su capilla, como ha sido y uso y costumbres hasta aquí.

Por lo que se deduce que en San Juan estaba la administración económica, el almacén de ceras, las insignias y la imagen Titular, mientras que en la capilla de la Merced estaban las reliquias y las bóvedas de entierro. De hecho la cofradía pagaba diez misas cantadas, en la postrera semana y viernes de cada mes, y se pague por ello cuatro ducados en dos pagasa la iglesia de San Juan.

Salía en procesión dos veces al año: Jueves Santo, desde el convento y el día de la Santa Cruz, desde San Juan. Posiblemente poco tiempo la Archicofradía pasó en su totalidad al Convento de la Madre de Dios (primer denominación de la Merced). O sea, que durante unos años tuvo dos sedes, aunque en los Estatutos se indicara sólo la iglesia del Convento.

 

Fuente: “Historia Documental de las Cofradías…” Llordén/Souviron; Semana Santa en Málaga, ed. Arguval.

Foto de portada: Anterior Cristo de la Sangre, de escuela granadina, principios del s. XVII. Posiblemente su autor fue Pablo de Rojas (1560-1607) o uno de sus discípulos. Originalmente no tenía corona de espinas.

 

 

Autor

En busca de nuestras raíces.

X Contenido protegido