Tronos con Nombre Propio

Tronos con Nombre Propio

A lo largo de la historia reciente, ha habido algunos tronos que han tenido “apodo” o “mote”  con los que el pueblo los ha ido bautizando. Casi todos los casos, han sido desafortunados tronos que han estado en nuestras calles pocos años, hasta que la cofradía en cuestión ha podido cambiarlo total o parcialmente.

Trono de la Pagoda.

Proyecto de José Castro y Enrique Guerrero, y como orfebre, Tomás Pontones. Costó 200.000 pts. sufragado por un particular. El trono de la Pagoda. Tras la “sugerencia” del Obispado, se fue modificando paulatinamente el trono, hasta quitar el baldaquino.

Trono de las medias conchas.

En el interior iban las figuras de los 4 evangelistas, realizado por Luis Rodríguez y Pedro Román, en el taller de calle Cerezuela, 10. Sólo se procesionó en 1956.  

(En el post del 18 de octubre de 2018, se comentan más detalles).

Trono del Vía Crucis o Tranvía del Perchel.

1926-31. Pío Mollar. Modificación, a peor, de otro trono del mismo autor. También se denominó “Trono del Vía Crucis”, por sus cartelas. El pueblo lo llamó Tranvía del Perchel, por sus cartelas a modo de ventanillas de tranvía. Despareció en la quema de 1931.

Trono Catedralicio.

1954-70.  El Trono catedralicio, estaba inspirado en el Coro de la Catedral. De Victoriano Pérez y Rafael Reigal. Costó 125.000 pts. 

Trono de las estrellas.

1900. Luego pasó a diferentes cofradías, tras algunas modificaciones.

Vírgen De los Dolores de la Cofradía del Stmo. Cristo de la Buena Muerte (iglesia del Carmen). 1919

Rescate (transformaciones  en 1924 y 1928 por Pío Mollar).

Resucitado (Finales de los años 20)

Trono de los Hierros Viejos.

De 1918, sobre un trono realizado diez años antes por Andrés Rodríguez Zapata, se añade unos llamativos candelabros y dosel inhabitual en nuestra Semana Santa, realizado por Luis Barrera. El hermano mayor era Francisco Villarejo, que también fue mayordomo de trono ese año

A la altura de la Alameda se empezó a escuchar una saeta:

«Míralo por donde viene

cargado de hierro viejo

con la Cruz sobre los hombros

y delante Villarejo»

Durante años, en el almacén de la cofradía se siguió almacenando el ”trono de los Hierros Viejos”. No volvió a ser procesionado el añadido (el trono de Zapata, sí, durante años).

Trono de los ángeles.

Con grandes figuras de ángeles mancebos (o “ángelas”), de corte sensual y asexual. Eran del mismo tamaño que la Virgen, lo que hacía que  la gente se fijara más en ellos/ellas. Realizado por la Casa Ureña de Valencia.

Y por último añado lo que se quedó en un proyecto de Manuel Seco Velasco para la Vírgen de los Dolores (Expiración) y no fue construído. También se le denominó “trono catedralicio”.

Consistía en una reproducción de las fachadas de 5 catedrales (Toledo, Burgos, Sevilla, Santiago de Compostela y Málaga). No se hizo por la disparidad de estilos de tales iglesias. 1945

 

Fuente: Diario Sur. “Semana Santa en Málaga”, Arguval. “Anécdotas y curiosidades de la Semana Santa malaqueña”, Nazareno Verde, 1977. “La Saeta”.

 

Autor

En busca de nuestras raíces.

X Contenido protegido